Activomin® – OMNi-BiOTiC® Shop

Activomin®

Ácidos húmicos naturales para el estómago y el intestino  

Nuevo

Activomin®

Ácidos húmicos naturales para el estómago y el intestino  

desde € 35,25

Sin gluten
Sin lactosa
Apto para diabéticos
30 días de devolución
Asesoramiento científico gratuito sobre productos
desde € 35,25

120 cápsulas
60 cápsulas
€ 176,25 incl. IVA, sin gastos de envío
Información
Función
Modo de empleo
OPINIONES DE LOS CLIENTES

¿Qué son los ácidos húmicos?

Los ácidos húmicos son productos de descomposición natural de las plantas, presentes en la naturaleza. En medicina, los ácidos húmicos son especialmente útiles porque pueden proteger la piel y las mucosas, favorecer la digestión y reforzar las defensas del propio organismo.

Qué distingue a Activomin® de los productos de carbón animal:

Beneficios de los ácidos húmicos WH67® contenidos en Activomin®:
  • Forman una película protectora sobre las células intestinales. De esta manera, calman las terminaciones nerviosas periféricas que están "estresadas" durante la diarrea y aceleran la restauración de la función intestinal normal.
  • Sellan las mucosas, impidiendo así el paso de sustancias tóxicas al torrente sanguíneo y contribuyen a contrarrestar la deshidratación inducida por la enfermedad.
  • Desplazan a los patógenos, bloquean sus sitios receptores en el intestino y también tienen un efecto antiinflamatorio.

¿Cómoactúan los ácidos húmicos WH67® contenidos en Activomin®?

Activomin® tiene la capacidad de fijar sustancias nocivas y toxinas en el intestino humano. De este modo, no se absorben y no llegan al torrente sanguíneo, sino que se excretan antes de que puedan causar daño.

Diarrea y cuidados posteriores a enfermedades gastrointestinales

Los microorganismos patógenos, los viajes, los alimentos en mal estado o ciertos medicamentos pueden causar diarrea. Los ácidos húmicos naturales WH67® contenidos en Activomin® favorecen la unión directa y la excreción de agentes patógenos a través de las heces y, por lo tanto, pueden aliviar el curso de la enfermedad.

Debilitamiento de las defensas del cuerpo

El contacto directo de los ácidos húmicos con células especiales de la mucosa intestinal puede activar nuestras defensas. El sistema inmunitario se fortalece al ser eliminadas las sustancias nocivas.

Dolencias reumáticas

Los informes de casos muestran que los ácidos húmicos naturales contrarrestan la inflamación, aliviando así la inflamación y el dolor. Además, la alta capacidad de unión de estos ácidos naturales protege a nuestro organismo de diversos productos de degradación, los cuales son interceptados y excretados antes de que puedan causar daño. Las enfermedades crónicas como las enfermedades reumáticas también pueden verse influenciadas positivamente.

Contaminación corporal

Cuando se toman por vía oral, los ácidos húmicos naturales recubren la mucosa gastrointestinal formando una película que evita la adhesión de sustancias extrañas de naturaleza química y microbiana.

Enfermedades crónicas de la piel y alergias

Se ha demostrado que existe una relación entre las enfermedades de la piel, las alergias y el intestino. Por esta razón, la limpieza intestinal permite reducir el prurito, los episodios agudos de dermatitis atópica y la predisposición a las alergias.

Enfermedades crónicas del aparato digestivo

El aumento de la actividad intestinal, como suele ocurrir en casos de estrés, malabsorción de nutrientes y dietas desequilibradas, puede regularse mediante el uso de ácidos húmicos. En un intestino sano, la pulpa alimenticia está disponible por más tiempo para la digestión/absorción de nutrientes.

Síntomas psicológicos

La falta de rendimiento, la apatía, los trastornos del sueño, la fatiga crónica o los estados de ánimo depresivos pueden mejorar después de eliminar los residuos de metales pesados ​​procedentes de los alimentos.

¿Cómo se toma Activomin®?

Las cápsulas de Activomin® se deben tomar con o sin alimentos y tragar enteras, sin dividir ni masticar, con suficiente líquido (agua o té).

Dosificación y duración del tratamiento

En la fase aguda de los síntomas:

  • Adultos

    La dosis recomendada es de 2 cápsulas 3 veces al día durante 10 días. Luego 1 cápsula 3 veces al día durante 20 días.
  • Niños a partir de 6 años

    La dosis recomendada es de 1 cápsula 3 veces al día durante 10 días. Luego 1 cápsula al día durante 20 días.

Tamaños de envase:

60 y 120 cápsulas.

Producto medicinal / Leer y seguir las indicaciones de uso que aparecen en el envase.

¿Interacciones medicamentosas?

Activomin® debe tomarse con 2 horas de diferencia de la toma de agentes quimioterapéuticos y preparados hormonales.

OPINIONES DE LOS CLIENTES